24/5/15

Comenzó aquella noche de luna llena entre palabras de amor me conquistabas yo me resistía ante aquella pasión dormida que mi cuerpo aún guardaba. Desnudabas mi alma y a la vez mi cuerpo y en la tibia arena transpiraba ardiente despertando mis deseos de volver amar ante aquella luminosa luna me hacías el amor. Una llovizna tupida y fresca azotaba nuestras siluetas tras el cristal de tu rostro mis ojos cerrados ante tanto frenesí. Me hundía entre el agua y la arena rítmica y sensual al igual que una sirena tropezando con la noche y las estrellas atando mis manos a tu cuerpo, empujándome con fuerza. ¡Espuma blanca que acariciaste mi vientre! ¡mar verde azul que escuchaste mis suspiros! brisa nocturna que entraste por mi boca para darme respiro en el instante del clímax. Pasión aletargada que se ha quedado en el tiempo suspendida entre tu amor y mi cuerpo